Del multiverso interior

Echo de menos a Amaranta y Patricia. En el fondo, son nicks que representan diferentes aspectos de mi personalidad. Amaranta es abnegada, responsable, formal, leal, un poco irónica pero también sensible y buena gente. Muy idealista y también muy fuerte, pero a la vez vulnerable porque espera con demasiado afán que la quieran con un... Seguir leyendo →

Anuncios

Be water, my friend

Una de las cosas que he aprendido en lo que llevo de viaje es que tú propones, pero como si tuvieras un tío en Guadalajara. Este es un viaje un tanto peculiar, y supongo que es precisamente porque no se trata de uno de placer. Por eso decía que el viaje de la vida es... Seguir leyendo →

Cola Cao de 800 grs

Día dos de mi nueva vida. Más difícil de lo que auguraba, no crean. Estimé que todo lo sufrido en esta relación iba a suponer mucho duelo ganado, y así ha sido. Por ese lado no me he equivocado. No me he hundido en la depresión ni nada por el estilo. De hecho, ha sido... Seguir leyendo →

Es coña, ¿no?

Otra vez en la sala VIP de Barajas y otra vez escribiendo sobre lo mismo. Por cierto, esta es la última vez que me pasa. La próxima vez que pise esta sala estaré hablando de otra cosa. Me he dado de margen hasta el sábado. A partir de ese día, empiezo a recoger los pedazos.... Seguir leyendo →

Francamente, querida, me importa un bledo.

Con esta frase apoteósica culmina una de las obras maestras del cine y la literatura, no necesariamente por ese orden. Me refiero a Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell. El pasado sábado, después de la excursión al refugio, me acerqué a escuchar una charla cultureta sobre la protagonista, Escarlata O’hara, que en... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑